Kuala Lumpur, comienza la aventura

Es la primera vez en este blog que voy a dedicar más de una entrada, y más de dos, a hablar de un tema no relacionado con China. Y es que mi pareja y yo acabamos de volver de un viaje de 3 semanas que ha abarcado Malasia, Singapur e Indonesia (islas de Bali y Java), y queremos compartir nuestra experiencia, como solemos hacer siempre que viajamos.

El viaje comienza en un tren de 9 horas de Xi’an a Shenzhen. ¿Por qué no nos decidimos por el avión? Es algo que me sigo preguntando. Quizás vi que coger 5 aviones en 3 semanas ya era bastante, por lo que viendo que el tren rápido de China es relativamente cómodo para viajar nos decantamos por esta opción, aunque el precio es similar al del avión. Después de 9 horas de chinadas varias llegamos a Shenzhen, con el tiempo justo de ir al aeropuerto a coger el avión hacia Kuala Lumpur, ciudad a la que llegamos después de otras 4 horas de viaje, ahora sí, en avión.

El primer contacto con la capital malaya fue agradable. Nos pareció una grata opción que dispongas de una ventanilla destinada específicamente a contratar un taxi a tu destino, sin engaños ni vaciles, con el precio pagado previamente. El precio nos pareció más que razonable, así que ya teníamos transporte para llegar al hostal, situado en pleno Chinatown, una de las zonas más concurridas de Kuala Lumpur.

Después de un reconfortante sueño amanecimos en Kuala Lumpur. Hay que decir que la habitación daba lo que prometía: cama, ducha (sin agua caliente) y poco más, y cuando digo cama digo que apenas sobraban 2 metros cuadrados en la habitación de espacio que no fuese la cama. Pero bueno, lo importante era descansar.

Efectivamente, nuestro primer destino fueron las gigantescas Petronas, encontrándonos por el camino con su prima hermana, la torre de TV, de una longitud escasamente inferior (421m por 452 de las Petronas). Las Petronas es una de las postales más trilladas de Asia en general, pero no dejan de impresionar cuando llegas a sus pies.

Paramos a comer en un sitio aleatorio (lo mejor en lo culinario estaba por venir en Little India) y dedicamos la tarde a conocer otros rincones de la ciudad. No entramos al recomendado Bird Park (parque de los pájaros), pero pensamos que ya íbamos a disfrutar de suficientes entornos naturales en Indonesia como para dedicar una tarde a visitar un entorno cerrado en mitad de una ciudad, por muy famoso que fuese (además, la entrada nos parecía excesivamente cara).

IMG_20160718_163144
Nos quedamos con esta foto. Al fondo, la torre de TV y las Petronas.

Lo dicho, la cena en Little India fue una auténtica gozada. Hacía tiempo que no comíamos comida india, así que comerla en un sitio lleno de indios (si lo eligen es por algo) y con cocineros indios (la comunidad india en Kuala Lumpur es una de las más numerosas) fue la mejor bienvenida posible.

El día siguiente lo dedicamos a darnos un paseo por los puestos de la calle Petaling, que compone el eje principal de Chinatown, a pasear por la zona de la mezquita Masjid Jamek (en ese momento en obras) y alrededores y a ver la zona de las Petronas de noche, donde pudimos disfrutar del espectáculo de luces del lago. Aprovechamos también para cenar un kebab, que puede parecer insignificante, pero hacía siglos que no engullíamos algo parecido (desde que estábamos en Granada creo yo).

IMG_20160718_150410IMG_20160719_200300

Casi se me olvidaba el paso por las Cuevas de Batu, a 13 km al norte de Kuala Lumpur, uno de los santuarios hindúes más importantes fuera de la India.

¡Cuidado con los monos!

La capital de Malasia nos pareció una ciudad bien estructurada, con un monorraíl que hace las veces de metro que conecta eficientemente la ciudad y un ejemplo de convivencia de nacionalidades y religiones. Ciudad recomendable, aunque es preferible que sirva de paso a un viaje más amplio, y no para centrar el viaje en torno a ella. Además, se agradece este cambio de aires viniendo de un país como China, donde el orden brilla por su ausencia.

Próxima parada: Melaka. Seguimos en Malasia.

IMG_20160720_151534

“El jade necesita ser tallado para ser una gema.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s