Enseñanza de español y competitividad: el certamen de discursos

La semana pasada se celebró en la universidad donde trabajo una competición de discurso para todas las lenguas extranjeras que se estudian aquí. Yo tuve la oportunidad de ser uno de los jueces para los discursos en español, y la verdad es que fue una experiencia digna de recordar, aunque no precisamente por el nivel de los discursos. Con esto no quiero decir que el nivel sea bajo (es el que es), sino que tuvo algunas peculiaridades que hicieron del concurso algo especial.

En primer lugar tengo que hablar de los presentadores de la gala, que fueron dos de mis estudiantes, uno de segundo curso y una chica de tercero.

IMG_20151029_173759
Dulce y Paco, unos cracks.

Hay que decir que se lo tomaron muy en serio, parecían unos presentadores profesionales de TV (bueno, a decir verdad mejor que muchos en España, por ejemplo). Este fue uno de los puntos que más me gustó, ya que se prestaron voluntariamente (y sin papel delante) a ser los guías de la gala para todos sus compañeros y para los jueces. Yo, por ejemplo, andaba un poco perdido sobre el sistema de puntuación, y ellos me lo aclararon bastante bien.

Hablando del concurso en sí, en él participaron unos 12 – 13 alumnos de segundo y otros tantos de tercero (que vendrían a ser el “dream team” de sus respectivos cursos), cada grupo en un día diferente. Esta primera gala fue a modo de semifinal, ya que en cada sesión se clasificaron unos 5 – 6 para la gran final, que tendrá lugar a finales de este mes.

12193457_10207762852767262_4347624730320561112_n
Benita se quedó a las puertas, el próximo año será.

Cada participante tenía unos 3 – 4 minutos para realizar su discurso, que podía tratar sobre dos temas a elegir: uno era la madre naturaleza o algo así y el otro “el sueño y la realidad”, este segundo de carácter bastante filosófico (aquí me quedé sorprendido por los pensamientos tan maduros de algunos alumnos, que a priori pueden parecer algo “infantiles”). Después de cada intervención los alumnos tenían alrededor de un minuto para hacer una especie de performance. Algunos cantaron, otros bailaron (una bailó una especie de flamenco un poco extraño), otros recitaron poemas… Esta parte fue la más surrealista, ya que a mí me sigue chocando esta costumbre tan china de que todo el mundo cante y se vea como algo tan normal, mientras que en España te quedarías un poco planchado (puedes llegar a ver en los karaokes a auténticos “gañanes” entonando una canción de lo más romántica).

11253742_10207762853087270_5179229744803342159_n
Ofelia se atrevió con el mítico “por qué te vas” de Jeanette.

Después de cada intervención cada miembro del jurado, compuesto por 8 profesores, anotaba en la tarjeta correspondiente la puntuación que le otorgaba a cada participante. Para conocer la nota total de cada alumno se eliminaban tanto la puntuación más baja como la más alta, y de las 6 restantes se hacía la media. Al final de la gala se conocieron los alumnos que pasaban a la final.

Pero aquí no quedo todo. Al acabar la gala los presentadores, en plan traicionero, me hicieron subir al escenario para dedicar unas palabras a la muchachada. El discurso, de unos 2 – 3 minutos, fue totalmente improvisado (para la gala del día siguiente llevé algo más preparado), y en él me dediqué a animar a los alumnos a que estudiaran español y a que aprovecharan su tiempo en la universidad, que 4 años no dan para tanto. También tuve unas buenas palabras para mis compañeros, por supuesto, que hay que quedar bien con todo el mundo.

12191807_10207738676042859_7595808337383707457_n
Aquí el menda arengando a los chavales.

En definitiva, por lo que llevo visto en este tiempo veo que por aquí les gusta mucho fomentar la competitividad y tal a modo de concursos de canción en español, de discurso… Y considero que si les sirve para motivarse para aprender español bienvenido sea. Por mi parte yo también estoy aportando mi granito de arena y he organizado un concurso de cortos para mis alumnos de segundo en el que, por grupos, deben preparar un corto de unos 3 – 5 minutos para después verlo en clase. El ganador del mejor corto y del mejor actor será cosa de ellos, yo elegiré el mejor guion y el que mejor usa el español.

De este concurso hablaré en la próxima entrada, cuando disponga de todos los vídeos. Os aviso de que no tienen desperdicio. De todas formas, al igual que en el concurso de discursos, lo importante no es cómo lo hagan, sino que la actividad les motive y sea útil para su aprendizaje.

IMG_20151020_111852
Inés y Leonor ensayando antes del rodaje.

“Si el cuerpo es derecho no importa que la sombra sea torcida.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s