Primer contacto con Chengdu: tradición y modernidad (y algunos apuntes)

China es para los profesores, sin duda, el país de las festividades y de los puentes; apenas un mes después de la vuelta de las vacaciones de invierno Cristina y yo hemos disfrutado (más bien aún estamos disfrutando) de 9 días de puente – acueducto. Así, no nos lo pensamos dos veces y decidimos dedicarle unos días a una de esas ciudades de visita obligada: Chengdu. Eso sí, nos volvimos justo antes de que empezaran las vacaciones gordas en China por el día nacional (la mayoría de universidades empezaron las vacaciones 5 días después que nosotros, los mismos días que elegimos para el viaje, antes de que se formara el mogollón).

Chengdu es la capital de la provincia de Sichuan, provincia famosa por su rica (y picante) gastronomía, aunque a decir verdad no noté mucho la diferencia de picante entre mi provincia, Shaanxi, y Sichuan (será porque Shaanxi no se queda atrás en esto del picante). A Chengdu llegamos sobre la hora de cenar, después de 12 horas en tren (esto es China, y ya sabéis que aquí si no coges el avión es lo que hay). Durante el trayecto tenía en mente cuál era el primer plato que iba a pedir: el mítico “gong bao ji din”, ese plato de pollo con cacahuetes y verduras, con su toque picante, típico de la cocina de Sichuan, y del que creo que ya he hablado en este blog.

IMG_20150926_213221
Aquí el arroz lo servían así, cubeta y a servirte tú mismo.
IMG_20150926_212740
El “gong bao ji din”.

No es que encontrara mucha diferencia de picante, más bien podría decir que lo suelo notar más picante en los restaurantes donde lo suelo pedir en Xi’an. Eso sí, el sabor era otra historia. Otra de las recomendaciones típicas en Chengdu es la de disfrutar de un hot pot, es decir, una especie de fondue donde tú mismo vas echándote la comida en el caldero  y la vas cocinando. Esto sí que era picante, pero tan picante como el que suelo comer en Xi’an. En definitiva, mis alumnos son unos exagerados. Estas premisas las sumo a las de “ya verás qué calor en verano en Xi’an y en Beijing”… Parece que no conocen el verano de Córdoba.

El primer contacto con Chengdu dio para cenar y poco más, así que el día elegido para empezar la ruta fue el siguiente, desde bien tempranito. Nos empezamos a adentrar en la ciudad, y una de las primeras impresiones que tuvimos fue la de una mezcla de tradición y modernidad. Esto lo notamos sobre todo en el primer templo, más bien monasterio, que visitamos cerca del centro de la ciudad. Una tradición que se mezcla con el desarrollo tan en boga en estos años, más aún en una ciudad como Chengdu, incluida generalmente entre las 5 más importantes del país, pero que conserva su encanto casi intacto.

IMG_20150927_110429
La imagen de gente de todas las edades rezando y girando en torno a Buda nos chocó bastante.

IMG_20150927_110307 IMG_20150927_110917 IMG_20150927_111350 IMG_20150927_111503

Esto lo encontramos de casualidad, caminando por una gran avenida nos topamos con una de las típicas puertas que suele haber a la entrada de los cascos históricos. Digo topamos porque no nos esperábamos que nos íbamos a encontrar con una estampa así encontrándonos donde nos encontrábamos en ese momento, tan rodeados de edificios.

Esto no era casualidad, ya que nos estábamos acercando al barrio tibetano de Chengdu. Chengdu es la ciudad donde más he notado esa simbología tibetana tan característica (esto lo tocaré de lleno en la entrada sobre el Buda Gigante de Leshan), tanto en los templos como en la cantidad de monjes que veíamos por la calle. Esto es por la cercanía de esta provincia a Chengdu (el Tíbet limita con Sichuan al oeste). Además, también pudimos disfrutar de una cena en un restaurante tibetano, donde comimos un pastel de berenjenas y carne de yak (eso ponía en la carta) y este entrante con un regalito en el centro rodeado de rollitos de huevo y carne:

IMG_20150927_181619
No os asustéis, la esvástica por estas tierras puede simbolizar algo tan inocente como “buena suerte”.
IMG_20150927_182538
El delicioso y pintoresco pastel de berenjena y yak.

En el centro de la ciudad nos encontramos también con la estatua del tito Mao presidiendo la plaza principal:

IMG_20150927_120024IMG_20150927_120544IMG_20150927_120125

Esta parte de la ciudad está justo al lado del Parque del Pueblo, uno de los tantos lugares que tiene Chengdu para disfrutar de un paseo con la pareja, con amigos o con la familia, uno de los tantos parques donde encontrar también a gente mayor haciendo esos bailes tan característicos y tan típicos en China. La verdad es que Chengdu es una de las ciudades donde más zonas verdes he visto hasta el momento:

IMG_20150927_121813
La entrada al parque, perfecta al tratarse del parque en homenaje al pueblo.
IMG_20150927_122209
En China hay tráfico hasta en los estanques.
IMG_20150927_161420
Estas y las siguientes no son de este parque, sino de otros puntos de la ciudad.

IMG_20150927_161723 IMG_20150927_162416

Otro de los lugares característicos de Chengdu es la calle peatonal de Jinli, del estilo al barrio musulmán de Xi’an, pero con menos encanto. Me decepcionó un poco esta calle, ya que lo que más vi fue gente y más gente, además de tiendas de souvenirs. Es decir, ni rastro del encanto y de ese toque de tradición que esperaba encontrar por aquí. Todos los alumnos me recomendaron este lugar, será por lo que les gusta a los chinos los lugares petados de gente. Quizá me faltó algo de comida. Eso sí, el Starbucks que no falte.

IMG_20150927_131320 IMG_20150927_133309

Lo mejor de este lugar es el templo de Wuhou, que se encuentra pegado a esta calle. Un lugar que, aunque previo pago de 60 yuanes (unos 8 euros), merece mucho la pena. Un lugar por el que perderse y descansar un poco del ajetreo de la calle.

IMG_20150927_144132
Nos encantó el parque de los bonsáis, incluido dentro del templo.

IMG_20150927_144519

12030307_10207566620701583_1100833403126864219_o   IMG_20150927_151306

Os recomiendo unas lecturas adicionales sobre la historia de estos lugares y de la ciudad en general. Ya sabéis que no me gusta ponerme muy plasta (o más plasta aún) por aquí.

12031576_10207566621581605_7455698110600775783_o

El día siguiente estaba fijado para visitar la reserva de los pandas (una de las joyas de la corona) y seguir dando alguna que otra vuelta por la ciudad. Por ahora os dejo un adelanto de estas cosas tan adorables:

IMG_20150928_085056

“Jamás busques la respuesta en los lugares que no existen.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s