Rituales y tradición, días de cielo azul en Beijing

El segundo día en Beijing amanecía como el primero, con un cielo cada vez más limpio y una temperatura no muy calurosa que invitaba a perderse de nuevo por la capital china. El motivo de no ver tantos coches estos días,  y de que el nivel de contaminación bajara en la ciudad, era la medida que había tomado el Gobierno que dictaba que durante los días que precedían al mundial de atletismo y al gran desfile del día 3 de septiembre (que ha sido noticia esta semana) circularan un día los coches de matrícula impar y otro los de matrícula par. Además, imagino que las emisiones de otro tipo habían sido disminuidas.

Con este panorama empezaba mi visita por el Templo del Cielo,  un lugar de más de 200 hectáreas que solía ser el lugar donde algunas dinastías acudían para ofrecer sacrificios y rezar por sus cosechas, pedir lluvia y todos esos ritos propios de chamanes. El lugar está en pie desde 1420 y es Patrimonio de la Humanidad desde 1998, así que de nuevo me encontraba rodeado de Historia.

IMG_20150819_121959 IMG_20150819_122945 IMG_20150819_123128

El monumento más reconocible del lugar es el Salón de la Oración por la Buena Cosecha (detrás de mí en la foto). Se trata de un edificio de unos 40 metros de altura y repleto de simbología: las 4 columnas de la parte central representan las 4 estaciones del año, las 12 de la zona intermedia los 12 meses del año, y las 12 del exterior las 12 divisiones de las horas del día (del día y de la noche).

IMG_20150819_123627

Cerca del Salón encontramos el Altar Circular, otro de los lugares de oración del recinto. Las 9 escaleras que hay para acceder a la parte superior no son casualidad, sino que simbolizan las 9 capas del cielo o algo así (no sé de dónde viene esto, supongo que algo relacionado con el Budismo), además de ser el número de la buena suerte para los chinos.

IMG_20150819_125639
Lo que se ve arriba es lo que se conoce como “Altar Circular”.

IMG_20150819_130022

Muy cerca del Templo del Cielo encontramos el Mercado de las Perlas, un enorme mercado de varias plantas en el que, además de collares de perlas y todo tipo de bisutería (no estoy muy puesto en ese tema), podemos encontrar falsificaciones de todo tipo, tanto en electrónica como en ropa de todo tipo. Aquí protagonicé una de las anécdotas del viaje al comprar una camiseta de la selección española y pedir el dorsal de Diego Costa (los chicos con los que juego en la universidad dicen que me parezco). Imaginad mi cara cuando veo que la “D” está al revés… El hombre, puede que más disgustado que yo, intentó enmendarlo poniendo otra D, y yo con las uñas intenté quitar lo que sobraba, y bueno, no quedó tan mal. Para compensar el error me llevé a muy buen precio un polo “de marca”.

IMG_20150819_140758
Hay una planta entera repleta de bisutería, otra de electrónica, otra d ropa…

Por la tarde tuve la oportunidad de disfrutar de nada menos que un tour privado por la zona de los hutongs. Los hutongs son un conglomerado de calles que albergan pequeñas viviendas situadas en patios interiores, donde viven multitud de familias; en un mismo patio de viviendas viven varias familias. Aquí puedes toparte de lleno con la vida más tradicional, y no excesivamente lejos del centro de la ciudad.

La foto es de Internet, porque en el tour iba tan pendiente de lo que me estaba contando que no caí en echar una foto.

Los hutongs son los antiguos barrios tradicionales de la ciudad. Mi hostal estaba situado en uno de ellos, y todos se encuentran dentro del segundo anillo de la ciudad. De calle en calle llegamos a la zona de la Torre de la Campaña y la Torre del Tambor, una enfrente de la otra. Aquí los de Xi’an podemos decir que ganamos a Beijing, porque la zona equivalente a esta en Xi’an tiene más encanto en mi opinión. En el parquecito entre torre y torre se reúne la gente para hacer diversos tipos de actividades: patinar, bailar o simplemente sentarse y charlar.

IMG_20150819_175219 IMG_20150819_175318

Pude disfrutar de este tour gracias a que fui el ganador de un sorteo entre todos los que compramos “Beijing por libre” en el mes de julio. Es un libro en formato PDF que por solo 5 euros harás que prácticamente no te haga falta para visitar la ciudad, muy recomendable. La autora es Andrea Mella, una chilena que trabaja en CCTV para países hispanohablantes. Fue todo un placer.

El día lo cerré en Nanlouguxiang, una larga y famosa calle de Beijing que también se encuentra dentro de esta zona de los hutongs. En esta calle se pueden encontrar negocios y restaurantes internacionales de todo tipo. Yo, por ejemplo, me comí unas patatas fritas al estilo belga mientras iba de puesto en puesto. Incluso me comentaron que había un puesto de churros con chocolate, pero había tanta gente y estaba tan lleno ya que lo dejé para otra ocasión.

IMG_20150819_193625
Aquí no se mucha gente, pero porque eché la foto en el comienzo de la calle. Más adentro estaba todo el meollo.

Después de otro largo día como lo fue este decidí volver al hostal aprovechando que había una parada de metro justo al final de la calle (además de los monumentos y de la ciudad en sí, la excelente conexión de metro es uno de mis mejores recuerdos de Beijing), había que descansar para la etapa reina de este viaje: la Gran Muralla. De ella hablaré en la próxima entrada.

IMG_20150820_144559

“Sólo nadando contra corriente es posible alcanzar la fuente.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s