Por el interés te quiero Zhenzhen

No tenía pensado todavía escribir una entrada sobre temas de índole más personal de la cultura china, como la cuestión amorosa, pero casi sin quererlo surgió una conversación con un chino mientras echábamos una partida de billar y os la paso a relatar a continuación.

Sin venir a cuento mi colega chino, a modo de apertura de corazón (pensaba que los chinos eran más reservados para contar estas cosas, y más con un extranjero). empezó a contarme que él tiene novia, y si quiere casarse con ella tenía que comprar una casa y en algunos casos hasta un coche. Sorprendido, no sé si por el tema de conversación o por el dato en sí, le dije “Zhen de?” (“¿en serio?”), y él siguió contándome que si el hombre no accede a comprar una casa “para vivir” los padres de la chica no te la van a dejar para ti así porque sí, ya que pueden pensar que no tienes dinero suficiente para mantener a su niña. Eso de “para vivir” lo entiendo, pero a ver, la chica también podría colaborar un poco “para vivir”, digo yo.

El momento de sorpresa me duró unos minutos, el tiempo suficiente para, por otro lado, darme cuenta de que, sí, este dato puede resultar demoledor, pero también se me vino a la mente que el chaval me lo estaba contando con un tono indignado, es decir, tiene absoluta conciencia de lo que ocurre. Además, ese mismo día le pregunté a una chica china sobre esto y me dijo que esto es típico, pero que ella, por ejemplo, no se casaría nunca con alguien a quien no quisiera realmente, y que es posible que el chico pague la casa, pero para ella no era lo más importante.

Este novio no se lo curró mucho con el tema de la casa. Por cierto, este lugar existe, concretamente en la provincia de Zhejiang.

También está el caso de las parejas de chinas con extranjeros. En todos los casos de este tipo que conozco, en gran parte por lo que me ha contado mi hermano (que lleva aquí 5 añazos), la casa suele pagarse a medias, es decir, no hay rastro de estas costumbres tan ancestrales como machistas. Es más, creo que el simple hecho de que una china dé el paso de comprometerse con un extranjero ya supone una apertura de mente bastante considerable. Es por ello por lo que creo que esta costumbre tiene cierto arraigo todavía en las parejas chinas, pero se puede notar que las nuevas generaciones, aunque lo ven como algo inherente a su cultura, se mira con ojos críticos… Algo que, dentro de lo malo, lo veo como algo muy positivo.

En cuanto al romanticismo en sí, considero a los chinos bastante románticos en sus relaciones de pareja; son muy detallistas, a veces en exceso, y aunque no suelen ser cariñosos en público sí que lo suelen ser mucho en privado. No es que haya tenido la oportunidad de comprobarlo (tranquila Cristina), sino que, por ejemplo, al venir de hacer deporte algunos días paso por una calle bastante oscura llena de bancos, donde puedo ver a las parejas en un tono bastante cariñoso, muy “cuquis” ellos. Eso sí, puede que al chaval le toque apoquinar y ponerle un piso a la niña.

¿Qué puede haber más romántico que hacer de sillón para tu novia?

Un billón de chinos, millones de parejas chinas… Las creencias tradicionales siguen vigentes en las nuevas generaciones, pero es algo que hay que mirar con la perspectiva de un cambio en el futuro. Por ejemplo, ¿os imagináis esta situación hace unos años en España, sobre todo en las zonas rurales? Es más, ¿acaso no hay hombres en España y en el resto del mundo que siguen “obligados” a ser el responsable de la economía familiar? Si hay una costumbre milenaria en el mundo no es otra que el machismo, así que habría que plantearse si es cuestión de países o de un concepto más amplio.

Ahora un proverbio chino que puede ser entendido de varias maneras: El amor no se mendiga, se merece… ¿Se puede merecer el amor con una casa?

Anuncios

2 thoughts on “Por el interés te quiero Zhenzhen

  1. Muy interesante, y claro que para sorprenderse. En concreto es una especie de “dote”, y varía según la región. Tradicionalmente, cuando la mujer china se casa, pasa a pertenecer a la familia del marido. De hecho las chicas suelen llamar mamma y baba a su suegros, respectivamente. En la mayoría de los casos, gran parte de los ahorros de los padres va a parar a esta dote.

    Con el correr del tiempo, mucha gente ya no es tan tradicionalista, y las parejas hacen sus propios acuerdos, como por ejemplo, velar por los padres de ambos, recuerda que en China todavía existe mucha gente que no tiene y no tendrá seguro social durante su vejez. Así aplicarían otro principio chino, el de la piedad filial.

    Con el correr de los años, las expectativas de vida de los chinos crece, y ya existe el problema de que mucha gente anciana es abandonada a su suerte, sin ningún tipo de ayuda. Así que los chinos suelen ser bastante pragmáticos para estos asuntos, y estos serían algo así como los acuerdos prenupciales nuestros, con la diferencia de que en China, la familia de ambos tiene bastante influencia.

    Saludos Alejandro, seguimos por acá, disfrutando de tus entradas.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tu respuesta, brillante como siempre. Precisamente para leer comentarios como este es por lo que me atrevo a hablar de estos temas en el blog, ya que confío en que gente con mucha más experiencia y conocedores de todo este tipo de costumbres aporten su granito (en este caso “granazo”) de arena al blog.

      ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s